Pueblos Mágicos - Metrix4 Agencia inmobiliaria en Puebla - Powered by KW Red Angelopolis

Pueblos Mágicos

¿Te quedas en casa este puente de Semana Santa?

¡No te preocupes! Te dejamos algunas sugerencias a pocas horas de la ciudad, para pasar un tiempo tranquilo ya sea en pareja, en familia o con amigos, pero sobre todo lugares MÁGICOS.

 

Chignahuapan

Las razones principales por las que este rincón poblano, merece ser conocido, no radican tanto en su encantador ambiente de casas blancas, ni en el esplendor de sus ocasos, que se pueden contemplar en la distancia. Se trata más bien de sus baños termales y su artesanía típica, enfocada en la elaboración de esferas de Navidad.

En cuanto a lo primero, a unos cuantos kilómetros del centro de Chignahuapan, nace un manantial de aguas sulfurosas, a las cuales los lugareños les asignan capacidades curativas. En ese lugar se ha instalado un balneario, un spa y un establecimiento de hospedaje, limpio y cumplidor.

En lo que se refiere a las esferas de Chignahuapan, se trata de la dinámica industrial más relevante para el municipio. En este pueblo existen cerca de 200 talleres y más de 3,000 artesanos enfocados a la producción de esferas navideñas. Varios de ellos acostumbran trabajar a puertas abiertas para que los turistas y visitantes puedan conocer los pormenores de su trabajo.

Además de resultar algo realmente interesante, visitar Chignahuapan nos brinda la oportunidad de adquirir esferas de Navidad a los mejores precios posibles.

Cómo llegar a Chignahuapan Pueblo Mágico

Si se piensa llegar a Chignahuapan desde el norte del país hay que seguir las autopistas 57 y 180. Si por el contrario se llega de este a oeste, hay que tomar las autopistas 57,130 y 180. Por último, desde el sureste, las autopistas que se deben utilizar son la 150 y la 180.

Cholula

Contiene la edificación de pirámides más antigua pues data de aproximadamente 3 mil 500 años, desde el periodo preclásico más temprano.

Su gran pirámide, es la que distingue a ésta ciudad, mide 404 metros por lado, con más de 8 kilómetros abiertos en su interior, éste trabajo fue realizado por arqueólogos para poder tener una vista de su interior donde se pueden apreciar pinturas prehispánicas, las cuales han sido clasificadas como las mayores de América.

Junto a la pirámide se encuentra el Santuario de la Virgen de los Remedios, éste templo se instauro después de la conquista en el periodo de evangelización superponiéndola sobre las creencias indígenas, ahora conviven en un espacio que da cuenta del pasado y la historia.

También esta la explanada que forma el conjunto monumental con la Iglesia y el Convento de San Gabriel; la Iglesia de la Tercera Orden; la Capilla Real con sus capillas posas, sus atrios y la Biblioteca Franciscana Fray Bernardino de Sahagún; la Parroquia de San Pedro, El Museo de la Ciudad “Casa del Caballero Águila y el Portal de Guerrero.

También esta el Convento Franciscano, los 45 templos de la zona, los portales de la Plaza Principal, el Museo – Casa y Centro de Cultura, donde se muestran pinturas, murales y artesanías. También la Universidad de las Américas de arquitectura colonial; sus balnearios y la Feria Regional Piloto de Cholula, realizada del 12 al 16 de septiembre de cada año.

Cómo llegar a Cholula Pueblo Mágico

Cholula queda muy cerca del Distrito Federal, relativamente. En automóvil se debe tomar la autopista México – Puebla, tomando la desviación hacia Cholula (periférico) pasando el aeropuerto de Huejotzingo.

Si vienes en autobús, en la central TAPO hay opciones para ir a Puebla, llegando a Puebla puedes tomar otro bus directo a Cholula.

También puedes partir desde Tehuacán, Orizaba o Atlixco por carretera o transporte público.

Cuetzalán

Se dice que el nombre original de Cuetzalan era Quetzalan, es decir, “lugar donde abundan los quetzales”; aunque la acepción para Cuetzalan es “manojo de plumas rojas con puntas azules preciosas sobre dos dientes”, término asociado con el tributo que hacia el pueblo de Cuetzalan al imperio Tenochca.

En la ladera de la montaña, entre valles de fértiles terrazas, selvas de helechos gigantes donde habitan seres fantásticos, senderos que conducen a idílicas cascadas, grutas que se sumergen en el inframundo y pozas de un agua increíblemente transparente, se alza el Pueblo Mágico de Cuetzalan. El pueblo donde el hombre se transforma en pájaro y vuela. El pueblo que danza con sus quetzales, sus negritos y sus enmascarados payasos, el que se aferra al cerro con raíces de piedra. Muy cerca, en el sitio arqueológico de Yohualichan, queda el legado en piedra de los ancestros.

Cuetzalan se aferra al cerro con raíces de piedra.

Casonas blancas y rojas, de gruesos muros y anchos aleros. Por sus calles empinadas se extiende, desde la gran plaza principal, el tianguis dominical, sobreviviente de aquellos “días de plaza” en tiempos anteriores.

Días de trueque, de comercio, y también de contacto entre comunidades. Los domingos, hombres de blanco impoluto y mujeres también de blanco -o de negro, o de azul, según el pueblo- acuden a su cita ancestral en Cuetzalan. Café, bordados, flores, huaraches y alimentos en un ajetreo que sólo interrumpe el espectáculo sin igual de los voladores. Un momento verdaderamente mágico.

Cómo llegar a Cuetzalán Pueblo Mágico

Desde la ciudad de México, en la Terminal de Autotransportes de Oriente (TAPO), existe una línea comercial con salidas directas a Cuetzalan, el camino es aproximadamente de 6 horas.

En auto el recorrido es de aproximadamente 300 kilómetros y dura alrededor de 4 y media horas, saliendo por la autopista México – Puebla, llegando a Puebla ir con dirección Apizaco y de ahí dirigirse a Zacapoaxtla.

Colinda al norte con el municipio de Jonotla y Tuzamapan de Galeana , al sur con Tlatlauquitepec, al este con Ayotoxco, al oeste con Zoquiapan, al noroeste con Tenanpulco y al sureste con Zacapoaxtla y Nauzontla.

 

Zacatlán de las Manzanas

La neblina densa baja lentamente para cubrir los cerros que rodean a este encantador pueblo; distinguirás el particular brillo del mural con inspiración prehispánica que se encuentra justo atrás del puente de cristal que se eleva sobre la barranca.

Luego, es preciso explorar el famoso Valle de Piedras Encimadas, el cual se localiza a unos 25 minutos del pueblo, siguiendo la carretera que lleva a Camotepec. Se trata de un vasto espacio silvestre en donde aparecen rocas colosales, colocadas una sobre otra en caprichosas formaciones. Algunas de ellas tienen curiosos nombres, que les han sido asignados por los lugareños, así por ejemplo: “el Popeye”, “el dinosaurio”, o “el Portal del Tiempo”. El Valle de Piedras Encimadas es un sitio propicio para el ecoturismo y el turismo de aventura. Allí se pueden realizar largas caminatas por los valles, rentar caballos para recorrer estos extraños parajes, alimentar animales domésticos en una pequeña granja infantil, lanzarse en tirolesa y acampar.

Imperdible para quien visita Zacatlán de las Manzanas, es el Museo de Relojería, Alberto Olvera Hernández. Este recinto cultural, si bien maneja un alto costo de entrada, bien vale la pena de ser visitado, por lo valioso de su exhibición. En ella se nos comparte la historia de la fabricación de los relojes, desde los de mayores dimensiones, para ser colocados en espacios públicos, hasta los compactos e individuales. Estamos ante una visión retrospectiva de cómo ha medido el tiempo, el ser humano, desde tiempos lejanos.

Por otra parte, al ser Zacatlán un pueblo rico en manzanas, los lugareños buscaron una manera de aprovechar tal sobre-producción. Ese fue el origen de las sidras y los licores de fruta que se elaboran en la comunidad. Por ello, es recomendable visitar lugares como la Sidrera de San Rafael, en donde elaboran esta rica bebida desde la década de 1930. Es un sitio excelente para probar diferentes clases de sidras, licores y cocteles. Otro negocio de gran tradición en Zacatlán, es la panadería Vázquez, en donde, desde los inicios del siglo XX, se elabora el típico Pan de Queso. Asombra saber que se ha seguido preparando desde entonces, utilizando el tradicional horno de leña.

Cómo llegar a Zacatlán Pueblo Magico

Partiendo desde la Ciudad de México, se debe seguir la carretera 150, con destino a Puebla y, posteriormente, continuar por la carretera 119 con rumbo a Chignahuapan.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *